infiltraciones_reumacare

La administración intraarticular o periarticular en tejidos blandos de fármacos, fundamentalmente los esteroides, o en ocasiones otras sustancias como el acido hilaurónico, constituye una de las modalidades terapéuticas específicas de la reumatología. La infiltración es, sin duda, una de las armas terapéuticas más empleadas, útiles y rápidas que consigue, en muchos casos, la resolución de procesos agudos tales como artritis de causa no infecciosa o el alivio mantenido de procesos crónicos en enfermedades tan variados como las artritis inflamatorias sean del origen que sean o en artropatías crónicas como la artrosis.

Los objetivos del tratamiento local son aliviar o al menos suprimir la inflamación para prevenir y recuperar la limitación funcional acelerando la evolución favorable del proceso para evitar las secuelas y disminuir o incluso eliminar la necesidad de tratamientos más agresivos o tratamientos rehabilitadores en otros casos.
En nuestro servicio, cualquiera de los médicos del grupo está capacitado y entrenado en la realización de infiltraciones para intentar aplicarlas desde el inicio en cuanto se considera que son necesarias para solucionar rápidamente el problema del paciente y evitarle la búsqueda de otras soluciones innecesarias.

Volver a técnicas.